Related Posts

Tags

Share This

Salentein certifica la huella de carbono desde la uva hasta el consumidor

El establecimiento vitivinícola oriundo del Valle de Uco fue pionero en calcular y certificar la huella de carbono de su vino Portillo Malbec desde la uva en la producción primaria hasta el consumidor. Así se convirtió en el primer establecimiento argentino en obtener esta  ertificación con el alcance “business to consumer”.

“La huella de carbono es una herramienta de gestión ambiental que traduce los impactos y las emisiones provocadas por los diferentes procesos en cantidad de CO2 (dióxido de carbono) para conocer, entre otras cosas, el aporte de la bodega al cambio climático y así diseñar un programa de mejoras basado en buenas prácticas ambientales para reducir o neutralizar las emisiones de gases de efecto invernadero”, explicó Andrés Arena, director de Operaciones de Salentein.

Con esta certificación internacional, Salentein reafirma su respeto por la naturaleza trabajando dentro del marco de la legislación vigente y cuidando el medio ambiente.