Related Posts

Tags

Share This

FERNANDO TROCCA cocina casera, pero gourmet

Con un currículum impecable, este reconocido chef argentino deslumbra con sus creaciones culinarias a paladares de todo el mundo. El secreto de su éxito: en la simpleza está la sofisticación.

 

“En un momento en el cual muchos cocineros quieren hacer algo más experimental, yo estoy volviendo a mis raíces, a las recetas de mi abuela, a lo clásico, lo casero, lo rústico”

Fernando Trocca habla pausado, es sereno, como si siempre estuviera en estado zen. Sumamente educado y con un gusto tan particular por los sabores auténticos, ricos y nobles, este chef argentino, reconocido internacionalmente, dio sus primeros pasos tras los fuegos, cuando cumplió la mayoría de edad, de la mano de grandes maestros, como Paul Azema, Francis Mallmann y el Gato Dumas. Pero la pasión por la gastronomía estaba en su ADN: “Descubrí lo maravillosa que es la cocina cuando tenía 8 años, gracias a mi abuela Serafina, una gran cocinera. Durante casi una década comí al menos una vez al día en su casa de San Telmo. Me encantaba verla hacer esos platos simples, pero sabrosos, como el risotto con ossobuco o las milanesas a la Maryland. Y de tanto probar y observar, fui aprendiendo… Así se fueron despertando en mí las ganas de dedicarme a este mundo tan fascinante”.

Luego de varios años de intensos viajes de perfeccionamiento por Europa y de trabajar en diferentes proyectos, llegó la apertura de su primer restaurante (Llers) a comienzos de los noventa, que a su vez también fue el escenario del debut de otros destacados profesionales argentinos.

Tras una exitosa temporada de cinco años, bajó las persianas, armó las valijas y se fue con lo puesto a Nueva York, una ciudad que siempre lo inspiró. Allí logró ser el chef de Vandam, lugar de moda en la Gran Manzana: “Mi paso por este restaurante fue una experiencia increíble. Eran habitués muchas celebrities, entre otros, Eric Clapton y David Bowie. Para mí, que soy melómano, era genial cocinar para estos dos artistas impresionantes”.

Trabajador incansable y empedernido restauranteur, a lo largo de su carrera ha iniciado y asesorado una infinidad de emprendimientos locales e internacionales, como lo hace actualmente con la cadena de parrillas Gaucho (la mayoría ubicadas en diferentes ciudades de Inglaterra y también en otras del mundo). Además, siempre se hace tiempo para estar en la TV y enseñar todo lo que aprendió durante estos años (hoy conduce, junto con la actriz Claudia Fontán, Trocca a la Fontán por el canal El Gourmet).

Sus propuestas, eclécticas y novedosas, fusionan elaboraciones caseras y tradicionales con un estilo verdaderamente gourmet: “No me gusta encasillar mi cocina ya que fue cambiando con el tiempo y hoy siento que también lo está haciendo. En un momento en el cual muchos colegas quieren hacer algo más experimental, yo voy exactamente hacia el lado opuesto: quiero volver a mis raíces, a las recetas de mi abuela, a lo clásico, lo casero, lo rústico; esos platos a los que siempre les sienta bien una copa de vino argentino al lado”.

Fernando Trocca no para, está en continuo movimiento, siempre con un pie arriba del avión, enseñando y aprendiendo, cocinando y degustando… Un chef con todas las letras.

 

Por Fernando Piciana

Fotos del Archivo Simposium

 

[issuu width=420 height=297 backgroundColor=%23222222 documentId=120523150357-803b5e71c0ad4419aa6e7931a0ae912c name=imagine_13 username=vinotecaligier tag=decantador unit=px v=2]